lunes, 6 de febrero de 2012

ALBORONÍA DE CALABAZA







Vamos a empezar la semana con un plato maravilloso que nos ha dejado el legado Andalusí.


La  palabra Alboronía viene del vocablo árabe al-baraniyya que significa cierto manjar. 


Existe una leyenda que nos cuenta que la palabra alboronía proviene del nombre de la princesa Al-Buran ya que ese plato se preparó por primera vez el día de su boda.

Su origen judeo-árabe coincide con las típicas formas de cocinar las berenjenas de aquella poca (a pesar de tener mala fama). El origen árabe del término puede provenir de la palabra buraniyya que en idioma árabe significa guiso.

Independientemente de su origen, lo que si se sabe es que los ingredientes que formaban parte de este original guiso en aquellos tiempos eran berenjenas, ajo, cebolla calabaza y frutos secos triturados, como almendras, nueces o avellanas.

Con el descubrimiento de América llegan a España nuevos productos como el tomate y el pimiento, y de ahí el pimentón y que se convirtieron en ingredientes habituales  de la alboronía, aunque en muchas partes de Andalucía se sigue elaborando según la antigua forma.

La Alboronía se convirtió en un plato muy apreciado en Andalucía y, al igual que ocurría en la época mozárabe, era usual degustarla en bodas y grandes celebraciones, tal era la categoría que se otorgaba a este plato. De Andalucía pasó a otras tierras  españolas que con el tiempo le denominaron pisto, pisto manchego, xanfaina, fritada,tumbet mallorquín o catalán,pisto madrileño... y que como todo, existen variaciones como cocineros. Pero como asegura Nestor Luján la Alboronía es la madre de todos ellos.

De la misma manera que la Alboronía acepto productos provenientes de América, ésta aceptó este guisado de berenjenas, que les llegó con los primeros descubridores, y le agregó algunos de los productos típicos de la tierra. Es muy conocida la Boronía (o Alboronía) que se prepara en Colombia que además de berenjenas, cebolla y ajo, lleva plátanos maduros y otros aditamentos, en función de la zona donde se elabore, como queso fresco o jitomate.

Vemos pues que la Alboronía, en unos caso a cambiado de nombre (pisto, Boronía...) y en otros ha modificado sus ingredientes, pero siempre con un principio común a base de berenjenas. Un caso curioso dentro de estos cambios es el que ocurrió en algunos pueblos de la provincia de Sevilla como Carmona en el cual se le llama boronía como en América y se le agrega garbanzos fritos a modo de coscorrones.

La alboronía es de por sí un primer plato completo y delicioso que se puede tomar como primer plato, pero es también un acompañante ideal para pescados a la plancha o hervidos.



Con todo esto os presento aquí una receta particular de Alboronía, puesto que como he explicado el ingrediente principal es la berenjena, pero yo he prescindido en este caso de ella porqué tenía mucha calabaza y  unos gambones de esta Navidad (y nada de berenjena en el frigorífico. Ya sabéis cuestión de economizar las sobras  ) y de ahí el nombre de Alboronía de Calabaza.








INGREDIENTES:  Para 2 raciones.

150GR. DE CEBOLLA
20 GR. DE PIMIENTO ROJO
25 ML. DE ACEITE DE OLIVA VIRGEN
175 GR. DE CALABAZA LIMPIA
50 GR. DE TOMATES
2 HUEVOS
6 COLAS DE GAMBÓN O LANGOSTINO
PIMENTÓN,SAL.

PREPARACIÓN:

-Pochamos la cebolla cortada  junto con el pimiento rojo. 

-Cortamos un par de aros de calabaza y le vaciamos la carne. Por un lado cocinamos estos aros al vapor y añadimos la calabaza cortada en taquitos al guiso.

-Ahora añadimos el tomate y dejamos que se cocine todo el conjunto. Salpimentamos.


-Por otro lado pincelamos con aceite un  cuadrado de film transparente. Colocamos el huevo, salpimentamos y cerramos. Cocemos al baño María y lo dejamos solo hasta que cuaje la clara.







-Preparamos las colas de langostino a la plancha.

-Emplatamos colocando los aros de calabaza cocinados al vapor, la alboronía de calabaza, el huevo poché encima, salpimentamos con pimentón y colocamos 3 colas de gambón por persona.





Fuentes: Grupo Gastronómico Gaditano: La Alboronía por José Luis Flores
             Wikipedia
             Revista Worwerk





24 comentarios:

  1. LUNA, LUNITA preciosa!!!
    ESTE PLATO es digno de UNA PRINCESA, y quizás tambien casaría con tu TORTILLA...anda a que esperas, ve a verla!!!
    Llevas un post atrasado, ve a ver el de hoy. MIL BESOS y FANTÁSTICO PLATO y EXPLICACIONES!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué me cuentas Conxita, qué me he perdido? Ahora mismo voy. Gracias Guapísima.

      Eliminar
  2. Luna, que rico por dios!!! con el huevo poché que me encanta. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantan asó los huevos, cuando los abres... ummm . Un beso,

      Eliminar
  3. No me extraña el nombrecito, para un plato tan rico se lo merece todo!!!el resultado es genial!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Pues gracias por la historia, madre mía ni sabía que los pistos venían de la alboronía.
    Muy interesante la entrada, te ha quedado un plato de restaurante, besitos

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias chicas. Me alegro que os haya gustado no sólo el plato sino también la entrada. ¿Curiosos verdad? Un beso a las dos.

    ResponderEliminar
  6. Luna, una receta buenísima y una entrada curiosa e instructiva :) No tenía ni idea que esta había sido la receta que dio origen al pisto, me ha encantado.
    Muchos besitos linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura. Ya ves, aprendiendo un poco. Los origenes de la gastronomía siempre son curiosos y se basan en necesidades de la gente y del lugar generalmente. Un beso.

      Eliminar
  7. caray veo que te gusta saber el origen de las cosas y te documentas bien,me alegro siempre es bueno saber,bueno sin lugar a dudas esta version tuya de alboronia a la adaptacion de los ingredientes de la nevera,buena combinacion y resultado muy bueno
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, después de la chapa que te he metido ya ves.
      Si, creo que sabiendo un poco de los orígenes de nuestros platos nos alimentamos doblemente. Gracias Miquel.

      Eliminar
  8. Luna, me gusta tu alboronía ¡ya lo creo! y la foto genial. bsos

    ResponderEliminar
  9. Ay, que rico! buenisimo.
    Me encanta el truquito del huevo.

    http://anyolcocina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que bien. Algo que te va a servir para la siguiente vez que los hagas. Suerte en tus concursos!!!

      Eliminar
  10. Pues con esos ingredientes ponle el nombre que quieras pero estara buenisima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia Bea por pasarte por aquí. Un beso.

      Eliminar
  11. Pedazo de receta!!!
    Un besito
    http://janakitchen.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Muy bien, creo que a pesar de utilizar los ingredientes que tenías por casa, los has conjuntado a la perfección. Te ha quedado una presentación muy bonita, y se ve tan apetecible que dan ganas de probarlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Hola, vi tu pan de molde con suero en otro blog y aquí estoy........me gusta tu blog así que ya tienes otra seguidora.
    te invito a visitar el mio cocinandoparamispeques

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y bienvenida entonces Montse. Siéntete como en tu casa. Un saludo.

      Eliminar
  14. bueno bueno no sé que me ha encantado más, si la historia, o el plato. Creo que ambos, me ha encantado leerte y me encantaría probar esa delicia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toñi. Me alegro por ambas partes, por la lectura y por el plato. Un beso.

      Eliminar
  15. Este plato tan rico lo tiene todo bonito hasta el nombre! besitos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Pin It button on image hover